domingo, 9 de diciembre de 2018

-A-

-ABDUCCIÓN-

La abducción es el procedimiento por el que se extrae una hipótesis de un hecho o fenómeno, de tal manera que el hecho o fenómeno quede explicado.

***

 Según el filósofo estadounidense Charles S. Peir­ce, hay tres formas de razonamiento: el deductivo, el inductivo y el abductivo. La abducción o razonamiento abductivo es, según Peirce, un tipo de razonamiento que funciona como una especie de instinto (un destello) que nos hace des­car­tar una mul­titud de posibili­dades explicativas y quedarnos con una o unas pocas, que siem­pre suelen ser las inte­re­san­tes.

Un ejem­plo de en qué consiste la abducción puede ser el siguien­te: cuando jugamos al ajedrez, en un mo­mento dado las posibles jugadas pueden ser in­nu­­me­­ra­bles. Sin em­bargo solo conside­ra­mos unos pocos movimientos y des­car­ta­mos los demás sin ni siquiera planteárnoslos. En decir, tenemos en cuen­ta unas pocas hipótesis de juego en cada mo­mento que extraemos de la situación de las piezas. A la hora de elaborar hipótesis científicas fun­cio­na­ría un mecanismo similar.

-ABSOLUTIS­MO-

El absolutismo es un régimen político, y una forma de go­bierno, en la que no hay sepa­ració­n de poderes y un indi­vi­duo­ -un rey o reina- detenta todo el poder. («La palara del rey es ley»).

El modelo absolutista de poder se va imponiendo en Europa desde finales del siglo XVII hasta principios del XIX. Aunque no llega a imponerse en todos los países, ni en todos los que llega a imponerse lo hace al mismo ritmo.

-ABSOLUTO-

En filosofía se emplea el concepto de absoluto para referirse a algo que no está condicionado, que no depende más que de sí mismo. En la filosofía y la teología judía, cristiana e islámica es frecuente identificar lo absoluto con Dios. Generalmente, lo absoluto se contrapone a lo finito.

***

El filósofo que más esfuerzo e inteligencia ha dedicado a pensar lo absoluto es, probablemente, Hegel, para quien lo absoluto solo puede alcanzar tal condición a través de un proceso a través del cual absorberá lo finito dentro de sí. En la Fenomenología del Espíritu explica este proceso así: el argumento ontológico de san Anselmo nos ha mostrado que lo absoluto es lo necesario. Pero si lo absoluto es distinto de lo finito tal absoluto no es un buen absoluto, no es todavía el auténtico absoluto. (Pues está determinado frente a otra cosa que no es él mismo, frente a lo finito, y, por lo tanto, no lo abarca todo). Por esa razón lo absoluto se autoniega, se sale de sí, dando origen al mundo físico, que es finito. Pero como el mundo físico es finito, y lo finito no es necesario, cambia, se transforma, a través de un proceso de autonegación continua. A lo largo de este proceso aparece la conciencia humana. Esta se desarrolla a lo largo de la historia hasta que finalmente comprende todo el proceso anterior. Al comprender ese proceso se hace una con ese proceso. De modo que se convierte en una conciencia absoluta. Pero ese absoluto lleva ahora dentro de sí a lo finito. Pues lo finito es un momento del proceso que ha llevado al desarrollo de esa conciencia absoluta, y es un momento del proceso por el que la conciencia comprende lo absoluto.

-ABSTRACCIÓN-

La abstracción es el proceso mediante el cual el entendimiento separa las cualidades o partes de un objeto para considerarlas por separado o para descubrir su esencia (buscando lo común a experiencias u objetos diversos).

***

El término abstracción (aphairesis) fue empleado por Aristóteles para designar a la capacidad de pensar las figuras geométricas con independencia de las cosas físicas en las que se encuentran realizadas.

Los seguidores medievales de Aristóteles emplearon el término abstracción para referirse al proceso por el que el entendimiento separa las cualidades de la imagen de un objeto, para quedarse con su forma sustancial, con su esencia.

Así, para Tomás de Aquino la abstracción consiste en un procedimiento a través del cual el entendimiento agente saca de la imagen sensible la esencia de la cosa, lo que en ella hay de universal, desechando la materia signada. Este universal es imprimido sobre el entendimiento paciente, el cual, que es potencialmente cualquier universal, se vuelve en acto un universal determinado. A este entendimiento en acto se le denomina especie inteligible impresa, y también verbum mentis o concepto.

-ABSTRACTO-

Normalmente se identifica lo abstracto con lo general, con lo universal, con las ideas, mientras que lo concreto son las cosas, los individuos. (Véase abstracción).

***

En el caso de Hegel estos términos tienen un significado ligeramente distinto. Hegel identifica lo real con lo Absoluto. Pero lo Absoluto no es algo que se da de golpe sino que se constituye a través de un proceso. Pues bien, la concepción de los abstracto y lo concreto está en función de esta concepción de lo real. Así, lo abstracto es lo particular, lo parcial, lo que es pensado al margen de ese proceso que lleva a lo absoluto, o también, los momentos que conducen a ese absoluto en tanto que han sido superados.

Gustavo Bueno suele emplear el término «abstracto» para referirse a aquello que es construido, no originario.

-ACCIDENTE-

En filosofía el concepto de accidente se emplea, en general, para designar a las propiedades de las cosas que no forman parte de la esencia de estas (es decir, cuya modificación o desaparición no modifica la esencia de la cosa en cuestión). Así, por ejemplo, forma parte accidental de un ser humano el ser profesor, ser alumno, ser joven, ser músico, etc., propiedades cuya desaparición no modifica su naturaleza humana.

***

Accidente es un concepto que adquirió relevancia filosófica a partir de la filosofía aristotélica.

Aristóteles sostiene que el mundo físico está compuesto de sustancias con sus accidentes. Los accidentes vienen determinados por las formas accidentales, que son las responsables de aquel tipo de propiedades que van, por decirlo así, insertadas en las sustancias y que no tienen realidad si no es en esas sustancias. Así, ser verde es un accidente de la mesa en la que escribo, lo que quiere decir que ser verde es un modo de ser que solo puede darse en la sustancia mesa (o en otra sustancia), pero que no tiene realidad en sí.

En el siglo XVIII Hume hará una crítica radical del concepto de sustancia. De esa crítica concluirá que no existen realidades sustanciales al margen de los accidentes. Lo que llamamos sustancia no es sino un conjunto de accidentes conectados entre sí. (A modo de ejemplo, la manzana no sería sino la suma de sabor + color + textura + olor + etc. Suprimidos tales accidentes no quedaría sustancia alguna).

-ACCIÓN-

Una acción es un tipo de movimientos decidido libre­mente, con el objeto de alcanzar un fin consciente. En filosofía suele emplearse también el término praxis para designar a este tipo de comporta­mien­to.

***

Aristóteles denomina acción a aquel tipo de movimientos realizados por el ser humano cuyo fin no es producir algo, sino que es el propio movimiento. Dicho de otro modo, acción es lo que el hombre hace libremente consigo mismo, con su propia vida. Del análisis de este tipo de movimientos se ocupan la ética y la política.

Habermas de­fi­ne la acción como aquello que hacemos siguiendo reglas y con una inten­cio­na­li­dad. Según Habermas hay dos tipos básicos de acciones: (1) Acción ra­cional-teleológica, que puede ser a su vez de dos tipos: instrumental y estratégica. (2) Acción comunica­ti­va.

-ACCIÓN COMUNICATIVA-

La acción comunicativa es aquel tipo de acción orientada a lograr el entendimiento entre dos o más individuos mediante el empleo de símbolos. El concepto de acción comunicativa fue puesto en circulación por el filósofo alemán Jürgen Habermas.

-ACCIÓN ESTRATÉGICA-

La acción estratégica es, según Habermas, un tipo de acción orientada a elegir entre varias alternativas de comportamiento frente a los otros individuos -valorando las repercusiones que pueden tener mis decisiones en el comportamiento de los otros- con objeto de alcanzar algún fin, de satisfacer algún interés. Es una modalidad de acción racional-teleológica.

-ACCIÓN INSTRUMENTAL-

La acción instrumental es, según Habermas, un tipo de acción orientada al control y predicción de los fenómenos del mundo material. En su base está un saber empírico, el propio de la sociología y de las ciencias de la naturaleza. Constituye una modalidad de acción racional-teleológica.

-ACCIÓN RACIONAL-TELEOLÓGICA-

La acción racional-teleológica es aquel tipo de acción de carácter racional orientada a alcanzar el éxito. Puede ser instrumental o estratégica. El concepto de acción racional-teleológica fue desarrollado Jürgen Habermas.

-ACTO-SER EN ACTO-

Ser en acto quiere decir ser plenamente, ser ya, ser ahora. Así, por ejemplo, estoy disfrutando de una comida ahora mismo (en acto), y soy (en acto) un determinado hombre adulto.

***

«Ser en acto» es la traducción que hizo el pensamiento medieval de dos términos aristotélicos: ένέργεια (enérgeia, que designa a un movimiento o cambio que se está produciendo ahora), y έντελέуεια (entelékheia, que significa que algo es ahora, es ya algo).

Ser en acto aparece en la escolástica como contrapuesto a ser en potencia.

-ACTO PURO-

En la terminología aristotélica acto puro es aquel modo de ser en acto que, al mismo tiempo, no es nada en potencia.

Toda sustancia física, hecha de materia, puede cambiar. Por eso toda sustancia física, aun siendo algo en acto, es, al mismo tiempo, algo en potencia. Así, una bellota en acto es, en potencia, una encina. Solo Dios (solo el Primer Motor Inmóvil), por no estar constituido de materia, es acto puro.

-ACUL­TURA­CIÓN-

La aculturación es el proceso a tra­vés del cual una cultura asi­mila rasgos pro­pios de otra cultura con la que ha entrado en contacto. (Suele aparecer como complementario a enculturación o endoculturación).

-ADECUACIÓN-

La adecuación es uno de los modos fundamentales de concebir la verdad; consiste en la concordancia de lo pensado con la realidad, o, dicho de otro modo, de los juicios construidos por el entendimiento (y expresados mediante proposiciones) con la realidad que pretenden describir esos juicios.

Así, la proposición «Hay una encina delante de mi ventana», será verdadera si efectivamente existe una encina delante de mi ventana.

-AD HOC-

Véase «hipótesis ad hoc».

-ADN-

Siglas correspon­dientes a «ácido desoxirri­bonu­cleico». Es el componente esencial de los cromosomas.

Se trata de una supermolécula con forma de vía de ferroca­rril enrollada en espiral so­bre sí misma; de forma que los raíles estarían for­ma­dos por molécu­las de desoxirribo­sa (un azúcar de cinco car­bonos) y de ácido fosfórico, unidas alter­na­ti­vamente; y los travesaños estarían for­ma­dos cada uno por dos molé­culas llamadas bases nitro­genadas enfrenta­das entre sí. Las bases ni­tro­genadas que aparecen en el ADN son cuatro (lla­madas adenina, timina, citosina y gua­nina). Pues bien, el orden en que aparecen estas bases a lo largo de las cadenas del ADN (se­cuencia de bases) es lo que determina qué in­for­mación lleva ese ser vivo en sus células; de tal forma que, en oca­siones, un cambio de orden en una sola base, pro­voca que la informa­ción sea distinta.

-AD­QUI­RIDO-

En el campo de la psicología y la biología se emplea el término «adquirido» para designar a lo que es lo aprendido, lo que no viene con nosotros al nacer, lo que no es instinti­vo ni forma parte de nuestra programa­ción genética. Se contrapone a lo innato.

-AGNOSTICISMO-

«Agnosticismo» es un término compuesto a partir de los lexemas «a», que significa «no» o «in» y «gnosis», que significa «conocimiento». El agnosticismo es la postura de aquellos que afirman no conocer, o que no es posible el conocimiento. El término se emplea, sobre todo, en el terreno religioso para designar a aquella postura que sostiene que no es posible conocer a Dios, ni si existe o no existe.

-AGNÓSTICO-

Un agnóstico es aquel que practica el agnosticismo.

-AGUJERO NEGRO-

Un agujero negro es una entidad física que surge de la implosión de una estrella muy masiva. Al producirse la concentración de una enorme cantidad de materia en un espacio muy pequeño la gravedad aumenta de tal modo que nada, ni quiera la luz, puede escapar de su influjo.

Para explicarlo de modo intuitivo: imaginemos que una estrella enorme es aplastada de modo que los espacios vacíos entre las partículas que constituyen los átomos de los que está hecha desaparecen, concentrando esa enorme cantidad de materia en el espacio que ocupa una pelota de fútbol. Una atracción gravitatoria tan inmensa concentrada en un punto hace que en los alrededores de ese punto todo sea absorbido por semejante fuerza de atracción.

-ALDEA GLOBAL-

La expresión «aldea global» fue empleada por el sociólogo canadiense Marshall McLuhan en la década de los sesenta del siglo XX, para describir la nueva situación creada por el despliegue de los medios de comunicación audiovisual (radio, cine, televisión) que permitían la comunicación casi instantánea entre las partes más distantes del planeta. La presencia continua e inmediata de información e imágenes, proporcionadas por estos medios, de los lugares más distantes del planeta ante cualquier espectador se asemeja a lo que tradicionalmente era la circulación de la información en una pequeña aldea, de ahí el empleo de esta expresión.

-ALEGORÍA-

Una alegoría es una representación mediante algún tipo de imagen de una noción abstracta con la que guarda alguna relación. La alegoría es un símbolo de esa noción.

***

En filosofía el uso de alegorías se remonta a Platón, que desarrollar alegorías célebres entre las que cabe mencionar la «alegoría de la caverna», más conocida como «mito de la caverna».

-ALETHEIA-

Alétheia es un término griego que se traduce usualmente al español como «verdad».

No obstante, el término alétheia es una composición a partir de «a» (que en griego significa «no», o «in»), y de «léthe» (que en griego significa oculto u olvidado). Por lo que la traducción literal de alétheia debería ser «no‑oculto», o «no‑olvidado». También valdría «des­ve­lado», traducción que suena menos forzada en nues­tra lengua.

En la poesía y el lenguaje oracular más antiguo alé­theia tenía un significado similar al de mne­mo­sy­né (me­moria), ambas expresiones entran en un sis­tema de oposiciones frente a léthe (olvido, ocul­ta­mien­to). Pero alétheia aparece, también, como lo opuesto a apaté (lo aparente), en unos casos; como lo opuesto a pseudés (lo falso), en otros; y como lo opues­to a doxa (opinión), en otros.

-ALIENADO-ALIENACIÓN-

Alienado signi­fica enajenado, extraña­do. Una persona alienada es aquella que no es dueña de sí, de su ser, de su vida. Aquella cuya vida, cuya mente, cuyos pensamientos, han sido puestos al servicio de intereses ajenos. (Por eso se usa a veces como sinónimo de loco).

También se puede decir de una propiedad material que queda alienada cuando pasa a ser propiedad de otro.

***

Los términos alienado y alienación fueron empleados por la teología medieval y la psicología.

En filoso­fía es un término populariza­do por Hegel, y sus discípu­los, y críticos, Feuerbach y Marx.

Para Hegel la alienación se produce cuando el espíritu, en su proceso de desarrollo hacia el espíritu absoluto, cristaliza en cosa, en naturaleza. Pues en ese momento el espíritu se ha salido de sí, ha dejado de ser espíritu.

Feuerbach consi­dera que la alienación se produce cuando el hombre pone su ser, su esencia, fuera de sí. Y eso sucede cuando el hombre crea a Dios. En ese momento el hombre pone en Dios todo lo positivo que ha encontrado en sí mismo (sabiduría, poder, bondad) despojándose a sí mismo de tales atributos.

En los Manuscrito de economía y filosofía Marx considera que la alienación va indisolu­blemente unida a la aparición de la propiedad privada y las clases socia­les. La existencia de estos fenómenos históricos condenaría a los trabajado­res a una cuádruple alienación: (1) Con respecto al producto de su trabajo (que se convierte en capital de otros). (2) Con respecto a su propia actividad (dado que su trabajo es de­ci­dido por otros y su producto apropia­do por otros). (3) Con respecto a la naturaleza (que aparece parce­lada, repartida en propieda­des pri­vadas). (4) Con respecto a los otros hombres (que aparecen como exploradores o como competi­dores, en lugar de colaboradores).

(Es cuestionable, sin embargo, el papel que Marx quiso dar a tal concepto en su sistema de pensamiento, pues, la obra donde aparece desarrollado, los mencionados Manuscritos, no fue dada por Marx para su publicación).

-ALMA-

En general con el término alma se designa a una sustancia o entidad de naturaleza inmaterial que, unida al cuerpo, constituiría al ser humano.

***

En el mundo griego arcaico se denominaba psikhé (alma) a al­go del hombre que permanecería después de morir este para habitar en el Hades. Pero no entendían tal alma como algo estricta­mente espiritual, al margen de lo físico. El alma era concebida más bien, como la «imagen», la «figura» (in­clui­das sus características sen­si­bles) del indivi­duo, que permanecería tras su muerte.

El orfismo introduce en Grecia la idea de un alma que es inmortal, y que se reencarna tras la muerte del cuerpo.

Esta idea pasa a los pitagóricos, que consideran que el ser humano es un compuesto de una parte terrestre, el cuerpo, y una parte celeste, el alma, que es inmortal y se reencarna tras la muerte de cuerpo, con el objetivo final de regresar a lo zona celeste a la que pertenece.

Platón, siguiendo a los pitagóricos, considera que el ser humano posee un alma inmortal que se reencarna tras la muerte del cuerpo. Según Platón el alma poseería tres partes con una función cada una: (1) La parte racional, constituida por el entendimiento, donde reside la capacidad de conocimiento intelectual o racional. (2) La parte volitiva, donde reside la voluntad. (3) La parte apetitiva, donde residen los deseos

Para Aristóteles el alma es la forma sustancial de los seres vivos. Hay tres tipos de almas: (1) Vegetativas, pro­pias de los vegetales, que tienen las capacidades de crecimiento, nutrición y reproducción. (2) Sensitivas, propias de los animales, que incluyen las funciones de las vegetativas y además tienen las capacidades de conocimiento sen­si­ble, de apetecer lo conocido y de desplazarse para obtener lo apetecido. (3) Racionales, propias de los seres humanos, que incluyen las funciones de las almas sensitivas y además tienen las capacidades de conocimiento racional y voluntad libre.

Para Descartes el alma, a la que también llama «yo» o «sustancia pensante», es una sustancia espiritual (es decir, no extensa, o, lo que es lo mismo, no corporal) cuya esencia consiste en pensar. El alma constituye uno de los tres tipos de sustancias (los otros dos serán el «mundo» o «sustancia extensa» y «Dios» o «sustancia infinita»).

Para Kant el alma es una de las «ideas de la razón», junto con el mundo y Dios. La «idea de alma» surge como consecuencia de que la razón busca lo incondicionado. El alma es la síntesis última de toda experiencia interna. Una vez surgida la «idea de alma», la razón tiende a tratarla como un objeto de experiencia, aplicándole categorías, tales como la categoría de sustancia. Pero el alma no es un objeto de experiencia, por lo que la aplicación de categorías del entendimiento allí donde esta aplicación no es correcta da origen paralogismos.

El alma, no obstante, tiene una doble función en el sistema kantiano: (1) Dentro del campo del conocimiento sirve como una idea reguladora, que permite ordenar la experiencia, para, así, hacerla posible. (2) Dentro del campo de la moral, el alma es un postulado, es decir, una condición que hace posible que la moral se dé. Pues, solo si los individuos poseen un alma podremos afirmar que hay algo en ellos no sometido al mundo de la experiencia -no sometido, por lo tanto, a las relaciones de causa–efecto-. Y solo si hay algo no sometido a relaciones causa-efecto en los individuos pueden estos ser libres, que es una condición indispensable para que haya acciones morales.

-ALMA DEL MUNDO-

Platón denomina «Alma del Mundo» a un principio vital que dota al mundo de un orden. El Alma del Mundo es, según Platón, producida por el Demiurgo cuando este construye el cosmos a imagen del mundo inteligible. De este modo el cosmos es pensado como una especie de gigantesco ser vivo, en contraposición a la cosmología atomista de carácter mecanicista.

Para Plotino el Alma del Mundo es una de las hipóstasis que configuran la realidad plena (las otras son la Inteligencia y lo Uno). De lo Uno emana la Inteligencia y de esta el Alma del Mundo. Del Alma del Mundo emana, a su vez, el mundo sensible, material.

-ALTRUISMO-

El altruismo es una actitud que consiste en defender, de manera voluntaria, el interés de los demás, aun a costa del propio. O en anteponer, voluntariamente, los intereses de los demás a los propios. El altruismo es puesto a veces como base o fundamento de la conducta moral. Altruismo se contrapone a egoísmo.

-AMNESIA-

La amnesia es un trastorno patológico de la memoria por el que se ol­vi­dan acon­tecimientos del pasado o el presente (no se consiguen formar nuevos recuerdos). Se distinguen tres tipos de amnesia: retrógrada, anterógrada y reanterógrada.

-AMNESIA ANTERÓGRADA-

La amnesia anterógrada es aquel tipo de amnesia caracterizada porque el sujeto que la padece queda incapacitado para formar nue­vos re­cuerdos.

-AMNESIA REANTERÓGRADA-

La amnesia reanterógrada es aquel tipo de amnesia caracterizada porque el sujeto que la padece no consigue re­cordar lo suce­dido un cierto tiempo antes y después de la causa que la ha producido. Se puede considerar una mezcal a la amnesia retrógrada y anterógrada.

-AMNESIA RETRÓGRADA-

La amnesia retrógrada (o regresiva) es aquel tipo de amnesia caracterizada porque el sujeto que la padece no consigue recordar los he­chos o los acon­tecimientos relativos a un periodo de tiempo anterior a la causa que le ha he­cho perder la me­moria.

-AMOR FATI-

La expresión latina «amor fati» significa amor a lo dado, a lo hecho, a lo que ha de suceder, al destino.

Nietzsche emplea esta expresión para referirse al amor al mundo, a la Tierra, anteponiéndolo al amor a Dios o a cualquier ente transmundano.

-ANÁLISIS TRANSACIONAL-

El análisis transaccional es un método de análisis de la comunicación desarrollado por el psicólogo canadiense Eric Berne. Según Berne, al comunicarnos con los demás lo hacemos desde tres posibles estados, que él denomina el padre, el niño o el adulto:

(1) La posición de «padre» es la que se adopta cuando uno asume una actitud de superioridad. Se habla desde una posición de padre cuando se adopta una actitud crítica hacia el interlocutor (se le riñe, se le exige), o una actitud de perdón (se muestra uno tolerante, bondadoso).

(2) La posición de «niño» es la que se adopta cuando uno se deja arrastrar por sus sentimientos (temor, o alegría), y cuando habla desde un sentimiento de in­fe­rio­ri­dad.

(3) La posición de «adulto» es la que se adopta cuando uno intenta atenerse a criterios objetivos y reflexivos.

Berne considera que en función de las posiciones que adopten los individuos en un diálogo la comunicación puede ser cruzada (cuando no se complementan, y el diálogo se vuelve insatisfactorio e incluso imposible), o paralela cuando se complementan.

Por ejemplo, una conversación paralela puede ser aquella en la que los dialogantes adoptan ambos la posición de adulto, o ambos la posición de niño, o uno asume una posición de padre y el otro de niño. Ejemplo de conversación cruzada puede ser aquella en la que un dialogante habla desde una posición de adulto, y el otro de contesta desde una posición de padre (típicas discusiones de ado­les­centes con sus padres cuando aquellos comienzan a tomar el control de sus vidas).

-ANALÍTICA TRASCENDENTAL-

En la terminología kantiana, la analítica trascendental consiste en un análisis del en­ten­di­mien­­to, con la pretensión de encontrar los elementos que, siendo a priori, posibilitan el conocimiento de la experiencia (son trascendentales).

Se divide en «analítica de los conceptos» y «analítica de los principios». Kant dice que la analítica tras­cendental es una «lógica de la verdad», porque establece las condiciones que ha de tener un contenido del cono­ci­mien­to para ser tal.

-ANALOGÍA-

En castellano se suele usar el término analogía con el significado de semejanza. Pero semejanza no es lo mismo que igualdad, ni que desigualdad. Semejanza significa igual en algún sentido y distinto en otro. Por eso podemos definir la analogía como aquella característica propia de un término que, teniendo significados distintos, estos mantienen algún tipo de conexión entre sí.

Un término análogo se diferencia de uno unívoco, que es aquel que significa siempre lo mismo, y de un término equivoco que es aquel que significa cosas distintas sin relación alguna entre sí.

Un ejemplo de término unívoco puede ser «mamífero», cuando lo predicamos de un gato (un gato es un mamífero) o de un caballo (un caballo es un mamífero), pues lo que tiene de mamífero el gato y el caballo es lo mismo. Un ejemplo de término equívoco es «banco», cuando lo empleamos para referirnos a un montón de sardinas desplazándose en el mar, a un mueble que sirve para sentarse o a una empresa que negocia con dinero. Un ejemplo de término análogo es «sano», cuando decimos que «María está sana», que «la fruta es sana» y que «el médico sana».

***

Aristóteles defiende una concepción analógica del ser (aunque él no use este término para nombrar esta característica), pues ser se dice de muchas maneras pero todas tienen algo en común: la referencia a la sustancia, pues ser significa sustancia o algo que se da en una sustancia.

La escolástica medieval empleó el término analogía para describir esa característica de la concepción aristotélica del ser. (En el ser habría analogía de atribución).

-ANALOGÍA DE ATRIBUCIÓN-

Hay analogía de atribución (también llamada de proporción simple) cuando un término significa cosas distintas pero con referencia a algo en común y eso común es un ente que tiene el papel de primer analogado.

Así, con un ejemplo de Aristóteles, se puede decir que el término «sano» posee analogía de atribución. Pues sano se predica de un organismo vivo (tal animal está sano), del clima (es un clima sano), de la alimentación (una alimentación equilibrada es sana), o de la medicina (la medicina sana). Todos esos diversos significados de sano tienen algo en común, y eso en común es, es este caso, el organismo vivo, pues solo tiene sentido decir de un clima que es sano, si favorece la salud de un organismo vivo y solo tiene sentido decir que una alimentación es sana para un organismo vivo, o que la medicina sana si proporciona salud a un organismo vivo. El organismo vivo sano es, en este caso, la referencia común, el primer analogado.

-ANALOGÍA DE PROPORCIONALIDAD-

En general se habla de analogía de proporcionalidad cuando se establece una semejanza entre dos o más relaciones. Por ejemplo: Madrid es a España como Buenos Aires es a Argentina; dos es a cuatro como tres es a seis; ver, según Platón, es al cuerpo como razonar es al alma, etc.

***

No obstante, a veces se diferencia entre «analogía de proporcionalidad propia» y «analogía de proporcionalidad metafórica». Hay analogía de proporcionalidad propia cuando se establece una relación de semejanza entre dos o más relaciones, como en los ejemplos ya citados. Hay analogía de proporcionalidad metafórica, cuando el término se toma en sentido propio en uno de sus significados y en un sentido metafórico en otro. Así, tomando un ejemplo que emplea Tomás de Aquino, sucede con el término león, pues se dice de un cierto felino que es un león (sentido propio) y de un hombre que es un león, porque hay en él algo de lo que caracteriza al león (sentido metafórico).

-ANÁMNESIS-

Anámnesis es un término de origen griego, que significa recuerdo, reminiscencia.

***

Platón emplea este término para desarrollar su teoría del conocimiento, según la cual todo conocimiento es fruto del recuerdo (anámnesis) que el alma posee como consecuencia de su contemplación del mundo de las Ideas antes de encarnarse en un cuerpo.

Gustavo Bueno emplea el término anámnesis en conexión con prolésis. Ambos conceptos adquieren sentido en el contexto de las actuaciones de los sujetos operatorios. La anámnesis es el proceso que nos remite a modelos desarrollados anteriormente y a partir de los cuales se puede desarrollar la prólesis (que es el proyecto, plan o programa a realizar). Esto quiere decir que en la realización de todo proyecto, plan o programa el sujeto no tiene ante sí la imagen de algo absolutamente nuevo, algo no realizado (como si se tratase de una creación sacada de la nada), sino un modelo realizado en el pasado con el que opera. Esa remisión a ese modelo del pasado es el «momento anámnesis» en la realización de todo proyecto, plan o programa.

-ANARQUISMO-

El anarquismo es una ideología política caracterizada, en general, porque lucha contra las de­sigualdades económicas, contra el Estado y toda forma cen­tralizada de poder. (En la medida en que busca suprimir el Estado y toda forma organizada y jerarquizada de poder se podría decir, también, que es una ideología antipolítica).

Dentro del movi­miento anarquista se pueden distinguir a su vez dos grandes corrientes: (1) El anarquismo individualista: cuyo objeti­vo es buscar la máxima li­bertad individual, frente a cualquier tipo de restricción de esta, ya sea política, religiosa o moral. (2) El anarquismo colectivista: que difiere del anterior en que conside­ran al hombre un ser emi­nen­te­mente social, cuya liberación no puede venir si no es a través de la lucha colectiva. Pretenden sus­tituir la organiza­ción estatal por una confederación libre de comunidades rurales y urbanas.

-ÁNGELES-

El término ángel procede del griego angelos cuya traducción literal sería «mensajero». La palara ángel se emplea también para traducir el término bíblico Elohim (traducido otras veces por dioses).

En diversas religiones, especialmente en las religiones abrahámicas, los ángeles serían seres sobrenaturales, al servicio de la divinidad, y que actúan, con frecuencia, como mensajeros entre esta y los seres humanos.

-ANGUSTIA-

Psicológicamente hablando podemos definir la angustia como un estado afectivo, de carácter negativo, un estado de malestar frente a algo desconocido.

La filosofía existencialista ha convertido este estado en un elemento clave para caracterizar lo humano. Pues, la angustia, al menos en algunas de sus variantes, consiste en una especie de malestar físico o anímico no causado por nada concreto. Y en este malestar no causado por nada se nos pone de manifiesto el auténtico problema de la existencia.

***

Søren Kierkegaard, que puede ser considerado el padre del movimiento existencialista, echa mano de este término para describir el estado al que se ve abocado quien descubre que la vida humana carece de esencia, de ser, que es pura posibilidad, por lo que es, en cierto sentido, nada. (Al menos en el sentido de que no es nada determinado).

-ANO­MA­LÍA-

Una anomalía es en general una desviación de la regla o norma.

***

Thomas Kuhn emplea el término anomalía para designar a los hechos que no encajan en un paradigma científico establecido (que van contra un paradigma establecido o que son inexpli­cables a partir de ese paradigma).

-ANTIGÜO TESTAMENTO-

Se denomina Antiguo Testamento a un conjunto de libros que forman parte del canon religioso cristiano. El número de libros que integran el Antiguo testamento varía según las diversas orientaciones cristianas: abarca un total de treinta y nueve libros según la versión protestante, cuarenta y seis según la católica y cincuenta y uno según la ortodoxa. Estos libros proceden de la religiosidad judía, en la que son conocidos como Tanaj (o Ley, Profetas y Escritos), y están redactados bajo la forma de diversos géneros literarios: de tipo histórico, legislativo, profético, lírico y sapiencial. La división entre Antiguo Testamento y Nuevo Testamento hace referencia a la división cristiana entre la Antigua Alianza (que sería el pacto, o conjunto de pactos, establecidos por Dios con el pueblo judío a través de algunos personajes señalados: Abraham, Moisés) y que aparecería como trasfondo del conjunto de libros agrupados bajo la designación de Antiguo Testamento, y la Nueva Alianza (que sería el pacto establecido por Dios, a través de Jesús, encarnación del mismo Dios, con el género humano) y que aparece como trasfondo de los libros recogidos en el Nuevo Testamento. El Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento componen la Biblia, el conjunto de libros en el que se recoge la dogmática cristiana.

-ANTINOMIA-

En general una antinomia es una contradicción entre dos afirmaciones o actitudes.

***

En terminología kantiana las antinomias son una serie de contradicciones (cuatro en total) en que incurre la razón cuando pretende hacer afirmaciones acerca del mundo tomado en su totalidad (trascendiendo con ello los límites de la experiencia). Estas contradicciones aparecen por no distinguir entre el ámbito de lo fenoménico (el mundo de la experiencia) y en ámbito nouménico (el de la «cosa-en-sí»).

-ANTIUTOPÍA-

Una antiutopía, conocida también como distopía, es una utopía negativa, el reverso de una utopía. Es, por lo tanto, la descripción de un mundo, descontex­tualizado en el espacio y en el tiempo, en el que se muestra con toda su crudeza a dónde pueden conducirnos algunas tendencias políti­cas, sociales o científicas, negativas. Tal sucede en Un mundo feliz de Aldoux Huxley, o en 1984 de George Orwell. A veces se emplean los términos distopía o distópico con el mismo sentido.

-ANTROPOCENTRISMO-

El término procede de anthropos (= hombre, ser humano) y centro.

El antropocentrismo es la doctrina que hace del ser humano el centro o el fin de cualquier tipo de proceso. En particular, toda doctrina que toma como punto de partida la suposición de que la naturaleza, a partir de un proceso evolutivo, tenía como fin la produc­ción de seres humanos. O bien, todo intento de explicar los fenómenos natura­les tomando la natura­leza humana como mode­lo.

-ANTROPOGÉNESIS-

El término antropogénesis procede de anthropos (= hombre, ser humano) y génesis (generación, origen), y hace referencia al proceso que da origen a la especie humana.

-ANTROPOLOGÍA-

El término «antropología» procede del griego anthropos (= hombre, ser humano), y logos (= palabra, razón, discurso, saber). Con el término antropología designamos a la ciencia que trata del ser humano desde una perspectiva integral (atendiendo a su desarrollo biológico, social y cultural).

La antropología se subdivide en varias disciplinas o subdisciplinas no siempre bien delimitadas (pues se solapan a veces, o, dependiendo de las escuelas, focalizan su atención en unos u otros aspectos), tales como, la antropología cultural, la etnología, la antropología social, la antropología lingüística, etc.

-ANTROPOLOGÍA CULTURAL-

La antropología cultural es la disciplina que estudia el ser humano centrándose en el análisis de las sociedades y culturas en las que está inmerso.

***

En el seno de la antropología cultural han aparecido numerosas escuelas que parten de principios y métodos de análisis distintos y que podemos agrupar en dos grandes tipos:

(1) Aquellas que se centran en los aspectos dinámicos de las culturas. Suelen defender que hay evolución, progreso, y, por lo tanto, culturas más desarrolladas que otras. Las escuelas más importantes dentro de este grupo serían la evolucionista y la difusionista.

(2) Aquellas que se centran en los aspectos estáticos de la cultura. Suelen defender que todas las culturas son equivalentes, puesto que todas poseen su propia lógica interna. En este grupo destacan la escuela funcionalista y la estructuralista. Claro que esta segunda posición se encuentra con el siguiente problema: la existencia misma de la antropología cultural, pues la existencia de tal disciplina implica colocarse en una situación tal que se está (o se presupone) la capacidad de analizar las culturas diversas. Análisis que nos permitirá precisamente determinar qué se entienda por cultura, qué pueda o no pueda ser comparado, etc. Por lo tanto, o negamos la validez de todo análisis antropológico por considerarlo un ejercicio de hegemonía intelectual insostenible, o aceptamos que aquellas culturas capaces de desarrollar una antropología cultural están en una situación de mayor desarrollo que aquellas incapaces de hacerlo.

***

Algunos autores o escuelas emplean antropología cultural y etnología como sinónimos.

-ANTROPOLOGÍA FILOSÓFICA-

La antropología filosófica es la rama de la filosofía que se ocupa del ser humano para tratar de aclarar su naturaleza.

-APAGÓGICO-

Apagógico es un término de origen griego que se emplea para referirse a un modo de razonamiento indirecto. Se trata de un razonamiento en el que se llega a una conclusión por reducción al absurdo o porque se han descartado (por inviables, incoherentes, etc.) todas las posibles alternativas.

-APARIENCIA-APARENTE-

En la filosofía y en la ciencia es habitual emplear el término apariencia para designar a aquello que no posee realidad plena, a aquello que pareciendo real no lo es.

***

Por lo general se identifica la apariencia con el mundo de la experiencia cotidiana, tal como es captado a través de los sentidos y sensaciones. Mientras que la realidad plena sería aquella a la que se accede a través de la razón (y que constituiría el auténtico objeto de estudio de la filosofía o de la ciencia).

Así, por ejemplo, la experiencia cotidiana nos muestra que el Sol gira en torno a la Tierra. La ciencia, con el empleo de la razón, nos desvela que eso es una apariencia que se explica por el lugar que ocupamos como observadores.

La contraposición realidad-apariencia surge en la filosofía a partir de la obra de Zenón de Elea, y, sobre todo, de Platón, que identifica el mundo real con el mundo captado a través del entendimiento -el mundo real es el objeto de la razón-; mientras que el mundo captado a través de los sentidos sería un mundo aparente.

La ciencia juega también con esa distinción. En un texto célebre, el astrofísico británico Arthur S. Eddington contrapone, a modo de ejemplo, su mesa cotidiana a su mesa científica. La mesa cotidiana es un objeto común, es extensa, impenetrable, sustancial. La mesa científica es un vacío en el que pululan cargas eléctricas que se precipitan a gran velocidad constituyendo campos de fuerzas.

Gustavo Bueno ve en la contraposición realidad-apariencia el modo mismo en el que se configura el saber académico (científico y filosófico), frente al saber mundano. Saberes mundanos son aquel tipo de saberes que nacen de la vida cotidiana y las presiones inmediatas que surgen del «comercio» con otros seres humanos. La sabiduría mundana se mueve en la escala de los cuerpos operatorios; es decir, aquellos cuerpos que están ante nuestros ojos y al alcance de nuestras manos, y que, por ello, pueden ser manipulados. A esta escala la realidad se nos aparece como distintos tipos de objetos corporales, básicamente sólidos o líquidos. El saber académico es aquel que, partiendo de esos saberes mundanos, realiza una progresión hacia un mayor nivel de abstracción, hacia ciertos principios. Principios que deben permitirnos regresar para explicar los cuerpos de los que partíamos, obteniendo, además, un control mayor y más eficaz de dichos cuerpos. (Por ejemplo, el químico parte del agua, con sus propiedades inmediatas, dadas como parte del saber mundano, para, a partir de ella, llegar hasta el óxido de hidrógeno -H2O-, desde el cual ha de poder explicar el agua y sus propiedades, eliminando toda «caja negra». El «óxido de hidrógeno» no se «aparece» directamente ante el químico, sino tras un proceso de abstracción en el que este concepto es construido).

-APATHEIA-

Apatheia es un término griego que puede ser traducido por impasibilidad o serenidad. Para el pensamiento filosófico estoico y epicúreo se trataría de un estado de mental que se alcanza cuando el individuo ha conseguido eliminar todo tipo de temor y perturbación, y es el estado que todo hombre sabio busca alcanzar.

-APEIRON-

Término griego que significa «indeterminado», carente de límites. Anaximandro emplea este término para designar al arkhé, al origen o principio del que todo surge.

-APERCEPCIÓN-

Es un término que emplea Leibniz para designar la percepción de los propios estados internos, esto es, la autoconciencia.

-APETICIÓN-

El concepto de apetición es empleado por Leibniz para designar el paso de un estado interno a otro (de una percepción a otra) en una mónada.

-APONÍA-

Aponía es un vocablo de origen griego que se emplea para designar la ausencia de dolor o malestar físico.

-APOROFILIA-

El término aporofilia ha surgido en contraposición a aporofobia. Aporofilia se emplearía para denominar al amor hacia los pobres o hacia la pobreza. Este doble sentido hace que, para unos, sobre todo procedentes del ámbito cristiano, la aporofilia tenga un carácter positivo, como reivindicación del compromiso con los pobres; y, para otros, tenga un sentido negativo, implicaría una fascinación por la pobreza o una reivindicación moral de la pobreza que solo serviría para mantener a buena parte de la humanidad en ese estado.

-APOROFOBIA-

El término aporofobia fue acuñado por la filósofa española Adela Cortina para designar el miedo o rechazo hacia los pobres. Proviene del griego áporos (= sin recursos, pobre) y fobos (= miedo, fobia).

-APOTÉTICO-

El término apotético (de apo = lejos y thésis = posición), fue acuñado por el filósofo Gustavo Bueno para designar a aquellos objetos que se nos aparecen en nuestro mundo entorno a distancia, cuando hacemos abstracción de los elementos intermedios. Apotética es, por ejemplo, la conducta de acecho de un animal, los fines que se plantean los seres humanos, la Luna, contemplada desde un observatorio. Se contrapone a paratético.

-APREHENSIÓN-

En el ámbito cotidiano el término aprehensión tiene el significado de asir, agarrar, coger. Pero es empleado con un sentido técnico tanto en psicología como en filosofía.

En psicología se entiende por aprehensión la captación o apropiación de un contenido en la mente.

En filosofía el término aprehensión fue empleado profusamente por la escolástica medieval para designar el primer momento en el proceso de conocer, que continua con el juicio y termina con el razonamiento.

***

Para Tomás de Aquino la aprehensión consiste en el proceso por el que el alma, a través de sus facultades, se hace con las cosas, las hace suyas. Pero puede atrapar las cosas, hacerlas suyas, bajo la forma de «especie sensible» o bajo la forma de «especie inteligible».

La parte sensitiva del alma, que opera a través de los sentidos, tiene la capacidad de conocimiento sensible. Esta capacidad se pone en marcha, se actualiza, cuando las cosas físicas impresionan los sentidos, haciendo surgir en el alma una «forma sen­sible» igual a la forma sen­sible de la cosa. A esta forma sensible que surge en el alma To­más la denomina «especie sensible impresa». Esta es alma­cena­da en la memoria o en la imaginación en forma de imagen (phan­tas­ma­ta). De ese modo el alma ha aprehendido la cosa en su aspecto sensible, la cosa particular (este caballo, este abeto).

A continuación, interviene la parte intelectual del alma, el entendimiento, que tiene la capacidad de sacar de esa imagen su esencia, lo que hay en ella de universal (de la imagen de este caballo que acabo de percibir saca la esencia caballo, el universal caballo). A este proceso le denomina abstracción. Y a lo obtenido por el proceso de abstracción le denomina «especie inteligible» o «verbum mentis» (= palabra mental, lo que nosotros solemos denominar concepto). De ese modo el alma ha aprehendido la cosa en lo que en ella hay de inteligible, de racional, de universal.

-APREHENSIÓN PRIMORDIAL DE REALIDAD-

La expresión «aprehensión primordial de realidad» es empleada por el filósofo español Xavier Zubiri para denominar al primer momento del desarrollo de la inteligencia sentiente, que es el modo humano de aprehender la realidad. Consiste en que el hombre aprehende la realidad como siendo algo «de suyo» (a diferencia de los animales que aprehende la realidad bajo la forma de estímulos que suscitan una respuesta).

-A PRIORI-

La expresión a priori significa «anterior a». En filosofía se emplea para referirse a aquello que es anterior a la experiencia.

***

En la teoría del conocimien­to kantiana con esta expresión se refiere a aquellos elementos que forman parte del proceso de conocer pero que no provienen de la experiencia sino son puestos por el sujeto, para organizar la experiencia. Tales elementos son, según Kant, el espacio, el tiempo, y las categorías del entendimiento.

-A POSTERIORI-

La expresión a posteriori significa «posterior a». En filosofía se emplea para referirse a aquello que es posterior a la expe­rien­cia, que proviene de la experiencia.

***

En la teoría del conocimiento kantiana se usa esta expresión para referirse a las impresiones (colores, olores, texturas, etc.) que nos llegan a través de los sentidos.

-APTO-

Apto es lo que tiene la capacidad para hacer algo.

***

Dentro de la teoría de la evolución significa adaptado a un determinado medio; esto es, que tiene las características idóneas para sobrevivir en un determinado medio.

-ÁRBOL FILOGENÉTICO-

Un árbol filogenético es una representación esquemática, en forma de árbol, de la evolución de las especies de seres vivos, en la que se muestra cómo se van originando distintas especies a partir de un antecesor común.

-ARETÉ-

Areté es es un término griego que puede ser traducido por virtud o excelencia.

***

En las polis de la Grecia arcaica los nobles se atribuían la posesión innata de la areté, lo que les dotaría de cualidades tales como el valor, la capacidad para el mando, la oratoria, la belleza, que facilita la obtención del éxito en sus empresas. La posesión de la areté convertiría a los nobles en seres humanos superiores, lo que les daría el derecho a gobernar a los demás. (Aristocracia significa literalmente «gobierno de los mejores»).

Posteriormente, con el triun­fo de la demokratía (lo que nosotros traducimos por democracia), surge un con­cepto virtud (esto es, de areté) distinto: su finalidad sigue siendo el éxito, pero ahora se considera que la virtud está al alcance de todos los ciudadanos y puede ser en­se­ñada a través de un proceso de educa­ción o for­ma­ción (paideia). A esto se dedican los sofistas que se presentan a sí mismos como «maestros de virtud».

-ARGUMENTACIÓN-

En lógica el término argumentación o argumento se emplea para denominar a un tipo de discurso escrito o hablado en el que a partir de unos enunciados dados se pretende llegar a una conclusión. «Argumentación», «demostración» y «razonamiento» suelen emplearse con sentidos similares.

En general todo «texto», toda «narración», en la que se van encadenando ideas o situaciones hasta llegar a una conclusión.

-ARGUMENTO DEL TERCER HOMBRE-

El argumento del tercer hombre aparece expuesto en el Parménides, uno de los diálogos «críticos» de Platón, que problematiza la tesis de que las cosas sensibles participan de las «ideas».

El argumento es el siguiente: dos cosas son semejantes porque participan de la misma «idea». Ahora bien, ¿cómo sabemos que una cosa -por ejemplo, un hombre-, participa de una determinada «idea» -en este caso de la «idea de hombre»-, y no de otra? Pues porque entre esa cosa y esa «idea» hay cierta semejanza. Pero entonces esa cosa y esa «idea» participarán ambas de otra «idea» -por ejemplo, la «idea de hombre2»-. Pero esta respuesta vuelve a plantearnos el mismo problema, ¿cómo sabemos que la «idea de hombre» participa de la «idea de hombre2», y no de otra? La respuesta tiene que ser, otra vez, porque hay cierta semejanza entre ellas. Pero entonces es que ambas participan de la misma «idea» -por ejemplo, la «idea de hombre3»-. Y así hasta el infinito.

Dado que postular un número infinito de «ideas» por cada cosa sensible parece absurdo, la conclusión que hay que sacar es que las cosas no participan de las «ideas», que entre ambos mundos no hay relación. (O bien -que es la conclusión que sacará posteriormente Aristóteles- que no existen «ideas» separadas de las cosas sensibles).

-ARGUMENTO ONTOLÓGICO-

El argumento ontológico es un argumento elaborado por Anselmo de Canterbury que pretende demostrar racionalmente la existencia de Dios a partir de su esencia. O, más exactamente, pretende demostrar que quien niega la existencia de Dios (entendiendo por Dios el ser mayor, más perfecto, que cabe pensar) se autocontradice.

Resumiendo, el argumento dice lo siguiente: Dios es definido como el ser mayor (con más perfecciones) que podamos pensar. Una vez aceptada esta definición de Dios (de lo contrario no estamos hablando del Dios cristiano) hay que aceptar que Dios existe (fuera de la mente), pues, si la existencia no estuviese incluida entre sus perfecciones, podríamos pensar en un ser mayor, uno que incluya la existencia. Pero, por la definición dada, tal ser sería Dios. Aceptada tal definición de Dios no cabe más que pensarlo como existiendo.

-ARGUMENTOS A POSTERIORI-

Argumentos a posteriori son aquellos que se fundan en la experiencia (son posteriores a la experiencia). Por lo general se llama así a aquel tipo de argumentos que pretenden demostrar que Dios existe partiendo de algún dato de la experiencia (a posteriori indica que son posteriores a la experiencia) y remontándose, causa tras causa, hasta la causa primera, que sería Dios.

-ARGUMENTOS A PRIORI-

Argumentos a priori son aquel tipo de argumentos que se construyen sin recurrir a la experiencia, que no necesitan de la experiencia. Por lo general, cuando hablamos de argumentos a priori nos estamos refiriendo a aquel tipo de argumentos que tratan de demostrar la existencia de Dios a partir de su mera definición. (Como es el caso del argumento ontológico de Anselmo de Canterbury).

-ARISTOCRACIA-

El término aristocracia procede del griego y significa «gobierno de los mejores» (de aristos = el mejor, el que posee la areté, la virtud; y kratos = gobierno).

Este término se suele emplear para denominar a aquel tipo de gobierno y organización social en el que el poder está en manos de la nobleza.

***

Platón clasifica las formas de gobierno en cinco tipos que, de mejor a peor, serían los siguientes: aristocracia, timocracia, oligarquía, tiranía, democracia y tiranía. Según la terminología platónica la aristocracia es el gobierno de los mejores, de los más justos y sabios; esto es, de los virtuosos. Pero como nada nacido es eterno la aristocracia acabará degenerando tarde o temprano. Las causas de esta degeneración hay que buscarlas, sobre todo, en una mala elección de los que han de gobernar. De modo que, en lugar de ser educados en el conocimiento de las Ideas y la dialéctica, prestarán atención prioritaria a otros aspectos, como la gimnástica. Los nuevos gobernantes, que ya no estarán correctamente formados, se aliarán con los guerreros para someter al pueblo y desproveerlo de sus propiedades, dando origen así a la timocracia.

Aristóteles emplea el término aristocracia para designar a aquel régimen político en el que gobiernan la minoría (de los mejores o que buscan lo mejor) atendiendo al bien común.

Para Maquiavelo la aristocracia surge cuando los más ricos, justos y nobles se sublevan ante la tiranía y se hacen con el poder. La aristocracia degenera en oligarquía cuando los sucesores de los aristócratas dejan de lado la virtud y se mueven por sus ambiciones personales.

Según la terminología empleada por Rous­seau, la aristocracia es el tipo de gobierno en el que el poder ejecutivo, esto es, el gobierno, está en manos de un número limitado de individuos que componen el cuerpo político. La aristo­cracia puede ser: (1) Natural: cuando los miembros de la aristo­cracia lo son en función de alguna cualidad natural (edad, experiencia). (2) Electiva: cuando los miembros del gobier­no son elegidos por los integrantes del cuerpo político. (3) Hereditaria: cuando los miembros del gobierno lo son por sucesión familiar.

-ARKHÉ-

Αρχή (transcrito como arkhé, arché o arjé) es un término griego que significa origen, principio.

***

En la filosofía presocrática se emplea este término para referirse al fondo (al sustrato, al origen), de donde procede la totalidad de las cosas múltiples y cambiantes que aparecen ante nosotros. Para algunos de estos pensadores este arkhé es el agua, para otros el aire, algo indeterminado, el ser, los números, átomos, etcétera.

-ARMONÍA PRE­ESTABLECIDA-

La noción de armonía preestablecida es introducida por Leibniz para designar a la coordinación entre todas las mónadas (todas las sustancias) establecida por Dios en el momento de crear el mundo. De tal modo que, aunque cada mónada es absolutamente independiente de todas las demás y no tiene conocimiento ni relación directa con ninguna otra, actúa como si hubiese una relación perfecta entre todas ellas.

Para entendernos podemos imaginarnos esta armonía a partir del siguiente ejemplo: si cogemos dos relojes, los ponemos en hora y les damos cuerda en un momento dado, sus agujas marcharán coordinadamente, de tal modo que podemos esperar que al cabo de una, dos o cinco horas, sigan marcando la misma hora como si hubiese un acuerdo entre ellos.

-ARQUETIPOS-

El término arquetipo procede del griego αρχή (arkhé, que significa principio, origen) y τυπος (tipos, que significa modelo, tipo). Por lo que arquetipo significa literalmente algo así como «modelo original», «molde».

***

En filosofía es frecuente emplear el término arquetipo para referirse a las «ideas» o «formas» platónicas. Pues Platón considera que las «ideas» o «formas» son el modelo en el que se inspira el Demiurgo para construir el mundo sensible.

Agustín de Hipona sitúa las «ideas» platónicas en la mente de Dios, el cual crea el mundo tomando como modelos tales ideas.

***

El término arquetipo también se emplea en psicología. El psicólogo Carl G. Jung denomina arquetipos a los supuestos símbolos primordiales a través de los cuales se manifiestan, a nivel consciente, las imáge­nes en las que se fijan determinadas experiencias del hombre que forman parte del inconsciente colecti­vo.

-ARRIANISMO-

El arrianismo es una secta cristiana que sostiene, frente a la concepción trinitaria, que solo Dios Padre es Dios, siendo Jesús un ser creado y mortal. Sus tesis fueron declaradas he­ré­ticas en el Concilio de Nicea. No obstante, el arrianismo siguió contando con numerosos seguidores hasta el siglo VII (y parece haber influido en el origen del islam). A esta interpretación de los Evangelios cristianos se la acabó conociendo con este nombre por ser defendida con especial intensidad por Arrio, una asceta y sacerdote que vivió a finales del siglo III y principios del siglo IV.

-ASERTIVIDAD-

La asertividad es un tipo de comunicación caracterizada porque el individuo manifiesta sus opiniones con claridad y firmeza.

La comunicación asertiva constituye el punto medio entre la agresiva y la sumisa. Una comunicación agresiva es aquella en la que el individuo trata de imponer sus opiniones. Una forma de comunicación sumisa es aquella en la que el individuo, ya sea por temor o debilidad de carácter, acata lo que le dicen de manera pasiva.

-ARTE-(OBRA DE)-

El término español «arte» procede del latín ars, que traduce el griego tékhne. Ambos términos designan a un saber orientado a la producción de objetos siguiendo pautas (un saber hacer).

***

En el mundo contemporáneo se califica como obra de arte a toda producción humana que pueda suscitar una experien­cia estética.

***

Platón emplea el término arte (tékhne) para designar a una habilidad (una destreza, una técnica), para desarrollar algo. Incluye bajo este término tanto ciertas habilidades intelectuales como manuales. Así son artes: (1) La dialéctica, esto es, la forma suprema del conocimiento. (2) Las artes orientadas a la producción y satisfacción de las necesidades inmediatas (alfarería, zapatería, arte de navegar, etc.). (3) Finalmente, aque­llas que tratan de las entidades matemáticas y de aquello que está estructurado según un orden ma­te­mático (la geometría, la astronomía e, incluso, la música). Tales artes emplean la razón discursiva, por lo que son inferiores a la ciencia (a la dialéctica), que tiene por objeto a las Ideas, pero son superiores a la mera opi­nión, que tiene por objeto al mundo sensible.

En la terminología aristotélica la tékhne o arte es entendida como un tipo de conocimiento, y como una virtud. (1) Como tipo de conocimiento el arte consiste en la aplicación de la razón para producir objetos, para hacer cosas. Así, por ejemplo, cuando un zapatero hace zapatos siguiendo ciertas reglas que se aplican sistemáticamente a uno, otro y otro, zapato, está haciendo uso de la tékhne. El arte es un conocimiento superior a la mera experiencia, pues es conocimiento de lo universal. Pero no es conocimiento necesario ni de lo necesario. (2) Como virtud el arte consiste en el hábito, la costumbre, de usar la razón para producir cosas.

Stuart Mill (filósofo inglés del siglo XIX) reserva el término arte para designar a aquel tipo de saberes que proponen fines para nuestra conducta. Es decir, que tratan, no de lo que hay, de los hechos (tarea encomendada a la ciencia), sino de lo que queremos o deseamos que haya.

-ARTES LIBERALES-

En la Europa medieval artes liberales eran aquellas en cuya elaboración tenía un papel decisivo el entendi­miento. Las artes liberales incluían el tri­vium: gramáti­ca, retórica y dialéctica, y el cuadri­vium: aritmética, geometría, música y astrono­mía. Se contraponían a las artes serviles o mecánicas.

-ARTES MECÁNICAS-

En la Europa medieval artes serviles o artes mecáni­cas eran aquellas para cuya elaboración lo fundamental era el trabajo manual. Se contraponían a las artes liberales.

-ARTES SERVILES-

Véase artes mecánicas.

-AR­TÍCULOS DE FE-

Para Tomás de Aquino, son aquel tipo de verdades que solo pueden ser conocidas a través de la fe. Tales como que Dios es una persona y tres sustancias, que en Jesús hay dos naturalezas, una divina y otra humana, etc. (Se diferencian, por lo tanto, de las «verdades naturales», que son objetos exclusivos de la razón, y de los preámbulos a los artículos de fe, que son conocidos tanto a través de la fe como de la razón).

-ATARAXIA-

Ataraxia es un término de origen griego que significa impasibilidad o imperturbabilidad. Para la filosofía moral helenísti­ca la ataraxia era el estado ideal que todo hombre sabio debía aspirar a conse­guir; y por tal estado entendían la ausencia total de perturbación del alma o mente.

-ATEÍSMO-

El término «ateísmo» procede del lexema «a», que significa «no» o «in», y de «theos» que significa dios. El ateísmo es la doctrina que niega la existencia de Dios (que niega que haya Dios).

-ÁTOMO-

El término átomo procede del griego atoma, que significa «indivisible».

***

Este término fue introducido en la filosofía por Leucipo y su discípulo Demócrito de Abdera, para designar a las partículas últimas e indivisibles que, se­gún ellos, constituyen los arkhai, esto es, los principios, de todas las cosas. Además de indivisibles, tales átomos son eternos, inmutables y simples. Al unirse y separarse unos de otros dan origen a las cosas y a sus cambios. Los áto­mos tienen, además, formas variadas que son las responsables de las diferencias cualitativas que observamos en las cosas.

La primera teoría atómica moderna fue elaborada por Dalton, en 1803.

Thomson (1856-1940) se imaginó que el átomo debía de consistir en una esfera sólida de carga positiva que llevara incrusta­dos en su interior a los electrones (algo así como en un pastel de pasas).

Rutherford postuló que el átomo es­taba compuesto como un sistema solar en miniatura en el que la masa y la car­ga positiva estaban concentradas en el núcleo (compuesto de protones con car­ga positiva y masa, y neutrones, sin carga pero con masa), girando en tor­no al cual se moverían los electrones cargados negativa­mente.

Niels Bohr (1885-1962), propuso un modelo de átomo sobre el cual se va a sustentar la concepción cuántica del átomo. Este modelo se caracteriza por: (1) Un electrón solo puede girar en unas órbitas determina­das (llamadas ór­bitas estacio­narias) y mientras se encuentra en ellas no emite ni absorbe ener­gía. (2) Cuanto más alejadas del núcleo están las órbitas (más externas son) más energía poseen. (3) Cuando el electrón salta de una órbita más externa a una más interna emite energía en forma de radiación. Cuando salta de una interior a una exterior absorbe energía. Dado que solo pueden existir unas órbitas determi­nadas la emisión o absorción de energía solo puede producirse en unas cantidades determi­nadas.

-ATRIBUTO-

Desde un punto de vista lingüístico un atributo es una función sintáctica que expresa una cualidad, propiedad, circunstancia o estado correspondientes a un sujeto («Antonio es bondadoso», «Carmen es alta», «Gonzalo Fernández de Córdoba fue un gran estratega»).

***

En filosofía el término atributo fue empleado para designar a las propiedades fundamentales de un objeto (aquellas sin las cuales ese objeto no sería ese objeto).

***

Para Descartes los atributos constituyen la esencia de las sustancias. De modo      que el atributo de los cuerpos es la extensión, el atributo de las almas o sustancias pensantes es el pensamiento, Dios tendría infinitos atributos.

Spinoza considera igualmente que los atributos constituyen la esencia de la sustancia, con la diferencia de que Spinoza sostiene que existe una única sustancia infinita, que consta de infinitos atributos, de los cuales solo conocemos dos: la extensión y el pensamiento.

-AUTARQUÍA-

El término autarquía procede del griego y significa autosuficiente, que se basta a sí mismo. La autarquía es defendida por algunos regímenes políticos como un ideal de organización del Estado: se trataría de que el Estado fuese autosuficiente, de modo que pudiese producir todo lo necesario para no depender de ningún otro país o Estado.

-AUTOCRACIA-

Una autocracia es un tipo de gobierno en el que una sola persona gobierna sin ningún tipo de límites. Una dictadura o una monarquía absoluta serían distintos tipos de autocracia.

-AUTÓNOMO-

Autónomo significa que actúa por sí mismo, que se vale por sí mismo.

-AUTONOMÍA MORAL-

La autonomía moral es la capacidad de darse a sí mismo la norma moral.

***

Kant defiende la autonomía moral partiendo de que todo ser humano posee la capacidad de razonar y por lo tanto de descubrir por sí mismo, mediante el uso de la razón, la ley moral por la que regir su propia vida. (Véase éticas autónomas).

-AVERROÍSMO LATINO-

Se denomina así a una corriente de pensamiento cristiano que está influida por el filósofo musulmán, de origen cordobés, Averroes.

-AXIOMA-

Los axiomas son aquellos enunciados (proposiciones, principios) generales que son evidentes por sí mismos, y son válidos para todas las ciencias (o, al menos, para varias ciencias). Ejemplos de axiomas pueden ser: «el todo es mayor que la parte», o «si A es igual a B, y B es igual a C, A es igual a C».

-AZAR-

Proceso que no sigue un orden, que no está predeterminado, que es fortuito.

-AUTORITARISMO-

La calificación de autoritario se puede predicar de un individuo o de un régimen político. Así, podemos decir que «Juan es una persona muy autoritaria» o «el franquismo fue un régimen autoritario»).

Un individuo autoritario es aquel que abusa de su autoridad, que ejerce su poder más allá de lo considerado legítimo, de lo que está establecido, o de lo consensuado explícita o implícitamente.

Un régimen autoritario es aquel en el que el que tiene el poder político funda su legitimidad en el solo ejercicio de ese poder.

***

Las nociones de autoritario, autoritarismo y totalitarismo no significan lo mismo, pero son, a veces, difíciles de deslindar.

Así, se suele decir que con Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón hacen su aparición las llamadas monarquías autoritarias, pero no tiene sentido que digamos que ellos instauraron el autoritarismo. Que Isabel de I de Castilla o Fernando II de Aragón pusiesen en marcha monarquías autoritarias tiene una connotación positiva, supone un avance con respecto a las monarquías feudales, e inician el proceso que llevará a la constitución del Estado moderno. Sin embargo, el autoritarismo político suele ir acompañado de un retroceso de los derechos y libertades individuales, con frecuencia al servicio de posiciones conservadoras que la realidad ya había superado, o como medio para frenar los avances que las luchas sociales o políticas están implantando.

De regímenes como el nacionalsocialista alemán o el estalinismo en la Unión Soviética se suele decir que eran regímenes totalitarios, lo que plantea pocas objeciones, pero es discutible si el franquismo fue un régimen totalitario o autoritario (también se puede decir que comenzó siendo un régimen autoritario que derivó hacia una forma más suave que podemos considerar autoritaria).

Digamos que la diferencia entre gobierno autoritario, autoritarismo y totalitarismo atañe al contexto histórico y a la intensidad con la que el poder es capaz de intervenir en la modelación de la sociedad y de las conciencias individuales.